Sabíais que...?

Conexiones neuronales niños/adultos

Copyright Getty Images

Sabíais que: los niños tienen hasta 1.000 billones de conexiones neuronales, contra 300.000 millones en los adultos?

Esto se debe a la plasticidad cerebral mayor en los niños: hasta los 6 años, tienen una capacidad increíble de remodelación de su cerebro, es decir, de crear nuevas conexiones o eliminar circuitos según sus experiencias cotidianas y lo que viven en su entorno.

Lo cual explica por ejemplo su capacidad innata para asimilar espontáneamente cualquier idioma hablado de uso corriente en su entorno. A partir de los 6 años, esta asimilación se va haciendo cada vez más difícil. Los adultos ya no pueden “asimilar” un idioma y captar todos los detalles de sus inflexiones, sino que lo tienen que “aprender”, sin nunca llegar a dominarlo como su lengua materna.

El número de conexiones neuronales se va reduciendo poco a poco a medida de que los niños crecen porque su cerebro va haciendo una selección: va a fortalecer poco a poco una tercera parte de sus conexiones y perder las dos terceras partes de sus posibilidades iniciales. No se trata de una selección cualitativa, sino basada en las conexiones neuronales más solicitadas, es decir vinculadas con las experiencias vividas lo más a menudo. Las conexiones vinculadas con experiencias menos repetidas se van eliminando progresivamente. Esto muestra a qué punto el cerebro humano está estructurado por su entorno.

Esa aptitud natural para aprender que tienen los niños va por fases, o “periodos sensibles”, tal como lo están confirmando las neurociencias, y tal como lo describió ya en el siglo pasado María Montessori, una de las primeras mujeres médico, y también psiquiatra, filóloga y pedagoga. Se trata de fases de adquisición et de construcción en las cuales el niño dispone de potenciales particulares que le permiten adquirir características humanas naturalmente, como andar, hablar, escribir…

Se ha demostrado que si los niños tienen un entorno favorable y si les dejamos aprender cada competencia cuando están realmente listos para hacerlo, entonces van a integrar esas nuevas capacidades con muchísima mas facilidad que si intentamos que las aprenden en otro momento, no tan propicio según su proprio desarrollo. De allí la importancia de observar a cada niño e intentar identificar sus periodos sensibles, que pueden ocurrir en diferentes edades según el niño.

El objetivo de la educación, por lo tanto, es “sembrar las semillas del conocimiento en la buena estación” para fomentar esta fantástica creación de conexiones neuronales.

He aquí una infografía que os dará una idea de cuando caen los “periodos sensibles” en la pequeña infancia (de 0 a 6 años):

Más sobre los periodos sensibles en un próximo artículo !

 

Fuentes:
Dr Catherine Gueguen, «Vivre heureux avec son enfant»
Wikipedia, «Maria Montessori», https://fr.wikipedia.org/wiki/Maria_Montessori
«Les périodes sensibles selon Maria Montessori», https://apprendreaeduquer.fr/les-periodes-sensibles-selon-maria-montessori/
«Maria Montessori et la «découverte de l’enfant», www.nomilk-today.com/wp-content/uploads/2015/11/extrait.pdf
«Desarrollo cerebral: Las neuronas en los bebés», http://www.desarrolloinfantil.net/desarrollo-psicologico/las-neuronas-en-los-bebes

About Gwen

Hola, soy Gwen, una de las mamás (y papás) que participaron a la creación de Pan y Cacahuetes. Mamá de 3 niños, traductora y "bloguera", Belgo-inglesa de nacionalidad y Española de corazón ;-) Mis otros blogs: www.architect-alpujarra.com ; www.au-rythme-des-enfants.com
View all posts by Gwen →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *